MERCOSUR: Declaración sobre seguridad alimentaria y agropecuaria sostenible

El sector agrolimentario es parte de la solución a los desafíos de la sostenibilidad

Alberto Fernández, Mario Abdo Benítez, Luis Lacalle Pou, mandatarios de las repúblicas de Argentina, Paraguay y Uruguay, respectivamente; así como el canciller Carlos Franco, en representación de Brasil, participaron en la LX Cumbre de Presidentes de MERCOSUR, que se llevó a cabo en Asunción, Paraguay.

Ahí, firmaron y dieron a conocer una declaración especial sobre seguridad alimentaria y agropecuaria sostenible, a través de la cual señalaron “que el sector agroalimentario es parte de la solución a los desafíos de la sostenibilidad, estimulando el desarrollo rural, proveyendo alimentos sanos, saludables, nutritivos y adecuados y brindando servicios ecosistémicos claves para el logro de sistemas alimentarios sostenibles”.

En el documento, destacaron que sus países tienen las condiciones productivas y tecnológicas, entre otras, “para transformarse en verdaderos garantes de la seguridad alimentaria mundial”; y subrayaron “la importancia crucial de nuestra agricultura y ganadería para la oferta de una amplia variedad de productos centrales para culturas y tradiciones alimentarias en todo el mundo, incluyendo sus exportaciones en carnes, cereales, oleaginosas, productos de la pesca y de las economías regionales, entre otros”.

 

Combate al hambre

Uno de los puntos que destacaron es “poner fin al hambre. Para combatirla es prioritario implementar un abordaje integral que comprenda tanto una mayor y mejor oferta alimentaria, como así también el aseguramiento de que todas las personas tengan acceso físico, social y económico a los mismos”.

Por esto, renovaron sus esfuerzos con la implementación de la Agenda 2030 y en particular con el Objetivo de Desarrollo Sostenible No. 2 (ODS 2) de la ONU, que busca poner fin al hambre.

 

Buenas prácticas

Por otra parte, reconocieron “la importancia de las buenas prácticas agropecuarias en el MERCOSUR, como la siembra directa, rotación de cultivos y otros mecanismos que permiten la captura de carbono en los suelos, que contribuyen a una producción sostenible, así como la importancia de trabajar hacia metodologías para su cuantificación”.

Además, expresaron “la importancia para la Adopción de un Marco Mundial de la diversidad Biológica posterior al 2020 en consonancia con nuestras realidades nacionales y en armonía con los compromisos internacionales que promuevan prácticas agrícolas sostenibles y el desarrollo de productos basados en la diversidad biológica que proporcionen beneficios sociales, económicos y ambientales para todas las personas, elimine gradualmente los subsidios que distorsionan el comercio y que también establezca las condiciones necesarias para la financiación y transferencia de tecnología, por parte de los países desarrollados y las entidades financieras multilaterales”.

 

Cooperación regional

Otro de los puntos que se contemplaron en esta declaración es su compromiso para “promover y fortalecer la cooperación intra MERCOSUR, triangular y SUR SUR, mediante el intercambio de experiencias, iniciativas de articulación conjunta en discusiones y negociaciones internacionales, en particular en el ámbito del Consejo Agropecuario del SUR (CAS), el Instituto Interamericano para la Cooperación en Agricultura (IICA), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de Comercio (OMC)”.

Finalmente, “decidieron seguir profundizando acciones para la promoción de la producción agrícola y ganadera sostenible en el MERCOSUR, teniendo como base los contenidos emanados de esta Declaración”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba