Declaración Final del IX Foro Regional de Alimentación Escolar para América Latina y el Caribe 2022

El evento reunió a representantes de 21 países de la región

Impulsar una red latinoamericana de alimentación escolar para promover una visión y abordaje regional sobre este tema, promoviendo la cooperación sur-sur y triangular para el intercambio de experiencias, buenas prácticas y enfoques innovadores dentro y fuera de la región, fue una de las recomendaciones expuestas en la Declaración Final del IX Foro Regional de Alimentación Escolar para América Latina y el Caribe 2022.

Este evento, se llevó a cabo en Barranquilla, Colombia y contó con la presencia de representantes de 21 países, como Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, y Venezuela.

Además, participaron expertos nacionales, regionales e internacionales, y de organizaciones como la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (ECLAC), el Instituto Internacional de Investigaciones sobre Políticas Alimentarias (IFPRI), el Instituto Nacional de Salud Pública de México (INSP), el Consorcio Mundial de Investigación en Alimentación Escolar, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otros.

Otras recomendaciones que se dieron a conocer en la Declaración Final del Foro son:

  • Asegurar que los enormes logros y avances de Latinoamérica y el Caribe en materia de alimentación escolar sean documentados y visibilizados a nivel internacional en foros, cumbres y procesos políticos mundiales, posicionando así a la región como líder en temas de nutrición y salud escolar.
  • Establecer el Día de la Alimentación Escolar para América Latina y el Caribe, como un momento para celebrar, reflexionar y visibilizar el progreso y la importancia de estos programas para el desarrollo de la región.
  • Mantener un alto compromiso político y financiero para mejorar el alcance y la calidad de los programas de alimentación escolar y garantizar que lleguen a los más vulnerables. Esto incluye explorar mecanismos innovadores de financiación que aprovechen el carácter multisectorial de estos programas.
  • Fortalecer entornos alimentarios saludables dentro y alrededor de las escuelas, promoviendo alimentos seguros, nutritivos, fortificados y producidos localmente con el objetivo de fomentar dietas diversas y equilibradas y contribuir al desarrollo de sistemas alimentarios sostenibles.
  • Reforzar las inversiones en investigación, generación de evidencia e innovación para informar la toma de decisiones, aprovechando el Consorcio Global de Investigación sobre Salud y Nutrición Escolar, para construir conjuntamente una agenda de investigación para la región.
  • Seguir fortaleciendo, consolidando y preparando los programas como ejes de un sistema de protección social inclusivo, con un fuerte enfoque comunitario y centrados en las personas, incluso para responder a desastres naturales y otras crisis, con el objetivo de no dejar a nadie atrás.

Finalmente, concluyeron que “los programas de alimentación escolar son un pilar fundamental para promover la democracia, la confianza en el estado, la cohesión social y el acceso a servicios públicos como la educación y la salud. Hacemos un llamado a posicionar este tema en la próxima Pre-Cumbre y Cumbre sobre la Transformación de la Educación como una prioridad y garantizar que estos aportes se reflejen en los acuerdos finales”.

Cabe señalar que el próximo X Foro Regional de Alimentación Escolar para América Latina y el Caribe se realizará en 2024, “para continuar con esta plataforma de intercambio esencial para el diálogo regional”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba