Nueva Ley de Góndolas en Argentina, ¿equilibrar la oferta?

Cada categoría de producto en las tiendas, de mínimo 800 metros cuadrados, debe contar con al menos 5 proveedores distintos y 25% de los productos deben ser de pymes, cooperativas o mutuales, entre otras reglamentaciones de esta Ley.

A partir de mayo del 2021, en Argentina empezó a regir la Ley de Góndolas en supermercados que establece varios lineamientos, entre los que destacan que cada categoría deberá contar con una oferta de al menos cinco proveedores distintos; los productos de un proveedor o grupo empresario no pueden ocupar más del 30% de la góndola; los artículos de menor precio deben estar en el sector medio de esta y en la primera página del sitio web donde se muestran los productos.

Ante esto, NielsenIQ indicó que el canal supermercados en el país sudamericano logra mantener datos positivos creciendo un 3.5% en lo que va del presente año. Crece en todos sus formatos pero, principalmente, en los de cercanía (menores a 500 metros cuadrados donde que no aplica la Ley de Góndolas).

Por otra parte, destacó que dentro de los supermercados, el 36% de la facturación  (casi 5 puntos porcentuales más que el año anterior) es producto de políticas diferenciadas de precio como son las dinámicas promocionales y el plan de precios cuidados del gobierno. Este último duplicó la cantidad de productos en su canasta, los cuales en general son de primeras marcas, complejizando la diferenciación de precios con productos de pequeñas empresas que suelen ser más baratos o incluso las marcas propias de los retailers.

Con esto, la firma de investigación de mercados puntualizó que el consumidor en Argentina prefiere elegir marcas main o premium y no se está viendo un crecimiento de los productos más económicos.

En el análisis que realizó Nielsen IQ de las principales categorías, desagregando los fabricantes más pequeños del resto para entender su evolución. Podemos observar que no se ve un crecimiento generalizado de estos, punto que impulsaría la Ley de Góndolas.

Sin embargo, se puede observar mayor crecimiento en categorías de limpieza y cuidado personal que son las de mayor desembolso y donde los consumidores ante mayores limitaciones económicas, buscan economizar primero.

Según Nielsen IQ, “tanto fabricantes como retailers podrán repensar varias de sus estrategias de surtido, mientras en paralelo se adaptan a la reglamentación, cuyo objetivo principal es fomentar una mayor competencia en cada una de las categorías. Todo esto, con el objetivo de favorecer a un shopper, que potencialmente se beneficiaría de una oferta más variada”.

Específicamente los retailers en Argentina deben considerar que el surtido adecuado definido previamente necesitará una estrategia de precio y promociones que acompañe, de acuerdo con la firma de investigación de mercado.

Por otro lado, concluyó que la visión total categoría (e incluso a total tienda) será clave, a fin de administrar de forma eficiente el margen a nivel general y direccionar la atracción del tráfico de shoppers a la tienda.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba